VIDEOS

Loading...

domingo, mayo 21, 2006

TRATAMIENTO ORTOMOLECULAR DEL SINDROME FIBROMIALGICO Y DEL SINDROME DE FATIGA CRONICA: ESTRATEGIAS NUTRICIONALES

Dr. Gerardo Martínez Cantú

Estimado Gerardo, relacionado a la inquietud que tienes, te mando este articulo relacionado, el cual pueder serte de utilidad.

Atentamente,
 
Miguel Leopoldo Alvarado

TRATAMIENTO ORTOMOLECULAR DEL SÍNDROME FIBROMIÁLGICO Y DEL SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA: ESTRATEGIAS NUTRICIONALES.

I INTRODUCCION
II ETIOLOGIA
III FACTORES NUTRITIVOS EN LA DEFICIENCIA DE SEROTONINA.
  III.1 Triptófano y coenzimas.
  III.2 Niveles de serotonina e hipersensibilidad al ácido araquidónico.
  III.3 Efecto de la deficiencia de serotonina en el sistema inmunológico.
IV. MODIFICACIONES DIETÉTICAS. ALERGIAS E INTOLERANCIAS A ALIMENTOS
  IV.1 Introducción.
  IV.2 Mecanismos de la alergia alimentaria.
  IV.3 Intolerancias alimentarias.
  IV.4 Permeabilidad intestinal
  IV.5 Síndrome de intestino irritable y modificaciones dietéticas.
  IV.6 Candidiasis
V. SUPLEMENTOS NUTRICIONALES EN EL TRATAMIENTO DEL DOLOR
  V.1 Triptófano
  V.2 Ácidos grasos esenciales
  V.3 Magnesio y otros minerales
  V.4 Vitaminas del grupo B
    V.4.a B6 (piridoxal o piridoxamina).
    V.4.b
    V.4.c B1 (Tiamina)
    V.4.d B3 (Niacina, niacinamida, ácido nicotínico)
  V.5
  V.6 SAMe (S-adenosil-metionina)
  V.7 Melatonina
VI.
 
Agradecimientos

Quiero expresar a los Doctores Abraham Hoffer, Philippe-Gaston Besson, Dharma Singh, Richard Firshein, John Emsley, Peter Fell y Leo Pruimboom mi admiración y profundo agradecimiento por sus libros y artículos. Gracias a ellos he conseguido ver una luz al final del túnel de mi enfermedad. Agradecer y felicitar a los Drs. Perez de Oteyza y Ramón Rodríguez Franco, director y autor, respectivamente, de la magnífica tesis doctoral Los aminoácidos y el Síndrome Fibromiágico: su posible papel patogenético.
 
Gracias también a todas las personas que con sus aportaciones y correcciones me ayudaron a escribir el presente artículo.
 
Advertencia: El presente artículo no es una propuesta de tratamiento, sino una recopilación de datos y documentos científicos, cuyos autores son médicos, sobre el uso de suplementos nutricionales y modificaciones dietéticas en los síndromes de fibromialgia y de fatiga crónica. En ningún momento puede sustituir al consejo de un profesional. La autora no es responsable del uso indebido que se le dé al mismo. Los pacientes deben consultar con sus médicos antes de iniciar cualquier programa nutricional.


I.      INTRODUCCION

El número de personas que sufren Fibromialgia cada vez es más grande. Las razones son múltiples y pueden ir desde “cambios degenerativos” en la alimentación, niveles de exigencia socioculturales cada vez más altos, o una creciente demanda de una mejor calidad de vida, hasta la influencia de toxinas químicas presentes en los alimentos y en el medio ambiente, la práctica de “malos hábitos de vida” (tabaco, alcohol, etc.) y la falta de ejercicio físico sobre el funcionamiento inmunológico.

Las intervenciones aisladas, basadas únicamente en la sintomatología o que reduzcan la Fibromialgia (en adelante, FM) a una enfermedad sólo psicológica, parecen ser muy poco efectivas.
 
El resultado de una terapia efectiva depende del acierto en el diagnóstico y en los factores etiológicos. Las intervenciones sintomáticas (analgésicos, anti-inflamatorios no esteroideos, antidepresivos, etc.) en pacientes con FM, parecen ser poco significativas para el pronóstico, es decir, proporcionan resultados no relevantes para la remisión de la enfermedad. Sin embargo, las intervenciones integrales en los factores etiológicos ofrecen una mayor garantía para mejorar el pronóstico de pacientes con Fibromialgia (Rossy, 1999).
 
Por otra parte, existen muchas investigaciones de intervenciones y de factores etiológicos unimodales que no ofrecen hipótesis válidas. Estas investigaciones muestran una relación entre la aparición de FM y factores psicológicos: depresión (Bonaccorso 1998, Jamison 1999); FM y factores neurovegetativos: trastornos en el biorritmo (Martínez, 1998); FM y factores neurológicos: hipersensibilidad (Weigent, 1998); FM y factores inmunológicos (Bonaccorso, 1998; Russel, 1992); FM y factores endocrinológicos: disminución de sensibilidad del eje hipotálamo-hipófisis--adrenalina (Adler, 1999), e incluso revelan relaciones estadísticamente significativas entre migrañas y FM (Nicolodi, 1998), FM y alergias (Marcusson 1999, Russel 1992) y cambios del tejido conjuntivo en tejido muscular (Sprott, 1998) después de un trauma mecánico, por ejemplo.

Una conclusión en principio aparentemente lógica, analizando las diferentes investigaciones mencionadas, es que la FM está seguramente causada por la suma de diversos factores de riesgo que inciden simultáneamente en el individuo, y por ello precisa de un tratamiento multifactorial. El resultado del meta-análisis llevado a cabo por Rossy et al. en 1999, y en el que se investigaron los diferentes tratamientos aplicados para pacientes con FM, dio validez a esta conclusión: el tratamiento de mayor acierto en pacientes con fibromialgia es el que incluye la regulación natural del dolor y del sueño, así como intervenciones psicoterapéuticas y terapia de ejercicios.

La regulación “natural” del dolor y del sueño implica el uso de una terapéutica nutricional, bien encuadrada dentro de la llamada “Medicina Ortomolecular” o de la Nutrición Celular Activa.
 
Por Medicina Ortomolecular se entiende la práctica médica que tiene en cuenta las necesidades alimentarias de los pacientes, en base a gran cantidad de investigaciones que demuestran que la corrección alimentaria y el aporte de cantidades óptimas de nutrientes vitales, puede ser suficiente para mejorar trastornos de salud crónicos y complejos.

La Nutrición es la ciencia que trata de la relación entre la alimentación y los nutrientes necesarios para alimentar las células del organismo, cubriendo el proceso bioquímico desde la digestión, en el tracto digestivo, hasta las necesidades de cada una de las células. Pero la Nutrición Ortomolecular reconoce la individualidad de cada persona, puesto que no todas precisan las mismas cantidades de ciertos nutrientes específicos, y tiene en cuenta también que los nutrientes suelen actuar sinérgicamente y trabajan armónicamente.
 
El término ortomolecular se debe a Linus Pauling, Premio Nobel de Química en 1954 (por sus investigaciones sobre la estructura de las moléculas, la importancia de las proteínas y de los anticuerpos) y Nobel de la Paz en 1962.

En 1968, Pauling definió la psiquiatría ortomolecular como “un tratamiento de las enfermedades mentales que consiste en favorecer el entorno molecular óptimo para la mente, y sobre todo la concentración óptima de las sustancias que están normalmente en el organismo humano…”. El cerebro es el que le proporciona a la mente su entorno molecular. “Utilizo la palabra mente”, dijo Pauling, “como el sinónimo más apropiado del funcionamiento cerebral. Al término orto-molecular se le puede criticar que es un híbrido del griego y del latín, pero no he encontrado otra palabra mejor para expresar correctamente la idea de las moléculas adecuadas en la proporción adecuada”.

Esta definición y el razonamiento científico que la sustenta han abierto un nuevo camino en el campo de la medicina en general, y de la psiquiatría en particular. Los Doctores Abraham Hoffer y Humphrey Osmond fueron los pioneros de la medicina ortomolecular y de las “megavitaminas”, al descubrir la posibilidad de poner bajo control la esquizofrenia con grandes dosis de vitamina B3. En 1952, experimentos controlados con enmascaramiento doble (estudios a doble ciego) demostraron que la vitamina B3 era una terapia eficaz en los casos de esquizofrenia incipiente.

En la década de los setenta, Pauling constata que un desequilibrio bioquímico y celular precede a las enfermedades clínicamente detectables, definiendo así el concepto de “enfermedad de la molécula” o, como otros han expresado, “enfermedad celular”. Esta es la génesis de la Nutrición Ortomolecular: la modificación la concentración de los nutrientes vitales, induciendo una verdadera reestructuración biológica celular.

© Cristina Blanco


__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
Regístrate ya - http://correo.espanol.yahoo.com/

AHANAOA A.C.

AHANAOA A. C.

Portal Oficial de la Asociación Hispano Americana de Nutriología Alternativa Ortomolecular y Antienvejecimiento Asociación Civil

Inscríbete a nuestra asociación de nutrición ortomolecular y antienvejecimiento: AHANAOA A. C.

Método Ortomolecular

En medicina ortomolecular se considera que las enfermedades se originan por causas múltiples no específicas, congénitas o adquiridas. Estas causas dan lugar a aberraciones bioquímicas, cuya acumulación da lugar a los síntomas e indicios, de los cuales se sigue la percepción de un estado de enfermedad. Algunas enfermedades clínicamente evidentes se pueden describir como conjuntos difusos de anomalías bioquímicas. Claramente, es ventajoso que los médicos reconozcan y corrijan los pequeños conjuntos de anomalías bioquímicas a los pacientes en una fase temprana, antes de que la extensión de las anomalías dé lugar a enfermedades reconocibles.

En la práctica, el doctor ortomolecular confía en gran medida en las pruebas de laboratorio. Además de las analíticas clínicas estándar, los doctores ortomoleculares emplean una amplia gama del sofisticados análisis de laboratorio, incluyendo análisis de aminoácidos, ácidos orgánicos, vitaminas y minerales, el estado de vitaminas funcionales, hormonas, inmunología, microbiología y función gastrointestinal. Muchas de las pruebas más nuevas no han sido aceptadas por la medicina convencional.

La terapia ortomolecular consiste en procurar proporcionar cantidades óptimas de sustancias normales al cuerpo, comúnmente por administración oral. En los primeros tiempos de la medicina ortomolecular, esto significó generalmente terapias con dosis altas de un solo nutriente. Sin embargo, algunas dolencias requieren dejar de tomar temporalmente sustancias normales. Así, lo “óptimo” es una cuestión de juicio clínico. A menudo, el médico ortomolecular emplea múltiples sustancias vitales (aminoácidos, enzimas, nutrientes no esenciales, hormonas, vitaminas, minerales, etc.) en un esfuerzo terapéutico de restaurar éstos (o sustancias derivadas de ellos) a los niveles estadísticamente normales en personas jóvenes sanas.

La suplementación con dosis relativamente grandes de vitaminas se da a menudo y la terapia conocida por el nombre de "terapia de megavitaminas" se ha llegado a asociar popularmente con este campo. La terapia de megavitaminas es la administración de cantidades grandes de vitaminas, a menudo muchas veces mayor que la cantidad diaria recomendada (RDA por sus siglas en inglés, de "recommended dietary allowance"). Los ácidos grasos de cadena corta son producidos por la fermentación de la fibra dietética en el colon, después son absorbidos y utilizados, ayudado a menudo con una combinación de probióticos, de prebióticos y de los “gliconutrientes” que se agregan a la dieta.

Las sustancias pueden ser administradas cambiando la dieta para acentuar ciertos elementos altos en nutrientes, suplementación dietética con tabletas, o la inyección intravenosa de soluciones nutritivas.

Un estudio publicado en mayo de 2004 [1] por el Centro Nacional para la Medicina Complementaria y Alternativa se enfocó en quién utilizaba la medicina complementaria y alternativa (CAM, por sus siglas en inglés, de Complementary and Alternative Medicine), qué se utilizaba y por qué fue utilizada en los Estados Unidos por adultos a partir de 18 años durante 2002. Según este reciente estudio, la terapia de megavitaminas era la novena terapia de CAM más generalizada (2.8%) en los Estados Unidos durante 2002 [2] .
En conformidad con estudios anteriores, este encontró que la mayoría de los individuos (54.9%) utilizaban terapias de CAM conjuntamente con la medicina convencional (página 6):
El hecho de que solamente el 11.8% de adultos buscaran los cuidados de un médico alternativo licenciado o certificado sugiere que la mayoría de los individuos que utilizan terapias alternativas se auto-recetan o auto-medican.

Relación con la medicina convencional
La Sociedad Internacional para la Medicina Ortomolecular tiene entre sus miembros y autores muchos doctores convencionalmente entrenados. Sin embargo, la medicina convencional o alópata, ve la mayoría de las terapias ortomoleculares como escasamente probadas para el uso clínico, tanto por la carencia de estudios oficiales como por los conflictos de los estudios realizados.
La medicina ortomolecular demanda una farmacología alimenticia en desarrollo que se solape entre la medicina natural y la medicina convencional.

La relación entre la medicina convencional y los autores ortomoleculares ha sido a veces de antagonistas desde el punto de vista técnico. Algunos autores han afirmado que las políticas partisanas, la influencia de la industria farmacéutica y las cuestiones competitivas son factores significativos. Otras terapias ortomoleculares están reconocidas y permitidas oficialmente desde hace tiempo en Europa y Japón.

Doctores ortomoleculares
Glen Dettman
Abram Hoffer
Archie Kalokerinos
Fred R. Klenner
Julian Whitaker

Científicos ortomoleculares
Irwin Stone
Linus Pauling

Referencias
Estudio publicado por el National Center for Complementary and Alternative Medicine en mayo de 2004
Informe de terapia de megavitaminas, tabla 1, página 8 (pdf)
Abram Hoffer (1998) Putting It All Together: The New Orthomolecular Nutrition, McGraw-Hill, ISBN 0879836334
Abram Hoffer, M.D. with Linus Pauling (2004) Healing Cancer: Complementary Vitamin & Drug Treatments, CCNM Press, ISBN 1897025114
Pauling, Linus (1986) How to Live Longer and Feel Better, W. H. Freeman and Company, ISBN 0-380-70289-4
Roger J. Williams, Dwight K. Kalita (1979) Physician's Handbook on Orthomolecular Medicine, Keats Publishing, ISBN 0879831995
Melvyn R. Werbach, Jeffrey Moss (1999) Textbook of Nutritional Medicine, Third Line Press, ISBN 0961855096
Joseph E. Pizzorno, Jr., Michael T. Murray (November 2005) Textbook of Natural Medicine, 3rd edition, Churchill Livingstone, ISBN 0443073007 · 2368pp

Véase también
Life extension
List of life extension related topics
Megavitamin therapy

Enlaces externos
Orthomolecular Medicine
Orthomolecular Medicine Online
DoctorYourself.com - Personal site of Andrew Saul PhD, Contributing Editor for the Journal of Orthomolecular Medicine.
Analysis of Megavitamin Therapy
Orthomolecular Therapy, a critical analysis by Stephen Barrett
Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Medicina_ortomolecular"

MEDICINA ORTOMOLECULAR

La medicina ortomolecular, nutrición ortomolecular o nutrición óptima es una terapia que acentúa el uso de las sustancias naturales encontradas en una dieta sana, tales como vitaminas, minerales dietéticos, enzimas, antioxidantes, aminoácidos, ácidos grasos esenciales, fibra dietética y ácidos grasos intestinales de cadena corta (SCFA), para la prevención y el tratamiento de enfermedades. La medicina ortomolecular se centra en el papel de la nutrición apropiada en relación con la salud. La nutrición óptima afirma que muchas dietas típicas son escasas para la salud a largo plazo. La nutrición es lo primero en los diagnósticos y tratamientos de medicina ortomolecular, y los medicamentos se utilizan solamente para indicaciones específicas.
La medicina ortomolecular se define como la disposición de la constitución molecular óptima, especialmente la concentración óptima de las sustancias que están normalmente presentes en el cuerpo, para los propósitos de tratar la enfermedad y de preservar la salud.
Linus Pauling propuso el término “medicina ortomolecular” en 1968 en la revista Science. El campo de la psiquiatría ortomolecular se ocupa del uso de la medicina ortomolecular de tratar problemas psiquiátricos.